Mandinga times”: el regreso musical de Rita Indiana

En el universo musical conocimos a Rita Indiana en el año 2010, para entonces estaba junto a su banda Los Misterios y nos presentó “El Juidero”, un álbum con 12 canciones en las que Rita, a través de sonidos rock, blues y tropicales latinos, contó historias de las múltiples realidades de Latinoamérica. Una exploración musical de la que Rita no esperaba el éxito que le representó su incursión en la música, y quizá fue por todo lo que pasó con ese álbum que Rita decidió dar un paso al costado, alejarse de la música y continuar en el universo literario.

Sin embargo, en el año 2017 el contexto social y político llevó a que Rita rompiera su promesa de no volver a la música: “No podía quedarme callada, tenía que decir algo por un canal más inmediato que la literatura”. Y así llegó “El castigador”, una canción que continuó con la esencia musical de Rita Indiana, pero era un chévere pensar en voz alta que obedecía a la realidad inmediata, Rita no se comprometió a nada más musicalmente hablando, la literatura seguiría siendo su camino artístico.

¿Qué ha pasado con Rita Indiana en todo este tiempo? ¿Qué te motivó a regresar a la música?

En el Caribe dicen que uno no debe escupir para arriba (risas). Estaba segura de que no iba a volver a la música y dije cosas bastante estúpidas como que no volvería ni por un millón de dólares y acá estoy por mucho menos de un millón (risas). Fue el momento, el momento demandaba hacer cosas más directas, más rápidas, de más rápido consumo, de más rápida distribución y también de transmitir las energías de la forma en que lo hace la música, que es algo que la novela no tiene. Nos metimos al estudio y sacamos el disco.

“Mandinga” hace referencia a un diablillo, a alguien que es muy festivo, muy carnavalero ¿si va hacia allá? ¿De dónde viene el “Mandinga”?.

Mandinga es una palabra que vive en muchos países de Latinoamérica, existen muchos barrios, pueblos, playas en toda Latinoamérica que tienen ese nombre. Es una etnia de África que llegó a América durante la trata esclavista, pero lo interesante es que la palabra ha sobrevivido en muchos países con distintos significados y todos son para demonizar a ciertas minorías, como los homosexuales, los negros, gente que practica religiones que no son cristianas, me parece interesante una palabra que demoniza pero que tiene una historia tan interesante como la colonia y la esclavitud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *